La obra civil está dirigida a la construcción de infraestructuras que beneficien a la población. Algunos ejemplos de este tipo de obras son las carreteras, puentes y aeropuertos, proyectos utilizados para organizar y aprovechar el territorio, pero ¿sabes cuáles son las características de una obra civil? Hoy te damos todos los detalles para que las conozcas a fondo.

¿Qué es una obra civil?

La obra civil se considera como una construcción de alto grado de dificultad por toda la envergadura que implica; sin embargo, existen otros elementos que le caracterizan:

Se divide en etapas: Para garantizar la calidad de la construcción es necesario llevar un progreso adecuado, por lo que cada gran etapa se divide en pequeñas tareas y trabajos. Es común que, en obras demasiado grandes, esta división genere pequeños proyectos de construcción.

Costos altos: Realizar una obra como un aeropuerto suele necesitar de muchos recursos técnicos, materiales y personal en sitio para realizarlos, por lo que el costo de la obra suele ser elevado.

Largo plazo: El diseño de una obra civil se toma en cuenta para realizarse a largo plazo, generalmente durante años.

Amplia supervisión: Debido a su tamaño, es insuficiente una sola persona para dirigir y supervisar la obra. Por esa razón, se requieren de distintos responsables que puedan manejar partes más pequeñas del proyecto, lo que permite una mejor supervisión y resolución de inconvenientes.

La construcción de una obra civil representa distintos retos es necesario enfrentar correctamente para tener un excelente resultado. Es necesario contar con verdaderos profesionales, así que no dudes en contactarnos si buscas realizar un proyecto de este tipo.